Contact Information

Theodore Lowe, Ap #867-859
Sit Rd, Azusa New York

We Are Available 24/ 7. Call Now.

Las demandas legales en contra de famosos ha proliferado en los últimos tiempos, bien sea porque quienes se ven envueltos en algún altercado tienen la razón demandar, o simplemente porque quieren ganar dinero, y les parece una forma fácil de obtenerlo. Algunas de estas demandas se solventan rápido y su final es obvio, pero otras se complican

Un hombre llamado Anthony Sánchez está demandando al joven rapero Lil Xan, por haberle apuntado con un arma en una gasolinera, luego de que Sánchez se le haya acercado al rapero, a reclamarle un comentario que había hecho sobre el difunto Tupac. Este evento sucedió hace 16 meses, y en este momento es que Sánchez ha decidido actuar.

El altercado surgió en el estacionamiento de una tienda 7-eleven, donde el rapero estaba con su grupo, y comenzó a decir que la música que creó Tupac es aburrida, afirmación que para muchos amantes del rap parece un sacrilegio, ya que aún hoy en día sigue siendo escuchada alrededor del mundo.

De hecho, en un video grabado por el propio Sánchez, se puede apreciar como este llama “perra” a Lil Xan en repetidas ocasiones, hasta que el rapero desenfunda un arma, y comienza a agitarla, removiendo el dedo del gatillo y volviéndolo a colocar mientras apunta a Sánchez, jugando así con la vida el hombre.

Además, luego de que el rapero dejase el lugar, este le arrojó una bebida a Sánchez, la cual impactó en su cuerpo. Según se establece en la demanda, dicho altercado dejó heridas psicológicas en Sánchez, razón por la cual recientemente fue que tuvo el valor para tomar acción.

Caso complicado

Si bien es cierto que Lil Xan no debió jugar con la vida de una persona en la forma en que lo hizo, en incluso nunca debió sacar un arma de fuego, sin importar si estuviese cargada o no, registrada o no, o incluso si esta fuese de juguete, ya que se pudieron haber desencadenado una serie de eventos desafortunados.

Por lo que si bien es cierto que el rapero es culpable de la amenaza, quien en realidad causó el comportamiento de Lil Xan fue el propio Sánchez, al acercársele de forma altanera a una persona desconocida, para reprocharle un tema que no debería ser causa de una discusión de ese calibre, además de los repetidos insultos hacia el artista.

Solo queda esperar a observar si la demanda tendrá procedencia, y la condena que tendrá que pagar el rapero en caso de ser encontrado culpable. Dicha condena pudiese ser cárcel, servicio comunitario, o un pago en efectivo por daños y prejuicios hacia el afectado.

Dato curioso de Lil Xan

Este decidió cambiar de nombre en el mes de mayo de 2020, para adoptar en seudónimo de “Diego”, pero el público en general aun le conoce por su nombre original, por lo que no se sabe si este se mantendrá firme en el cambio de nombre artístico, o volverá a utilizar la identidad por la cual es conocido en los Estados unidos.


contributor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *