Contact Information

Theodore Lowe, Ap #867-859
Sit Rd, Azusa New York

We Are Available 24/ 7. Call Now.

El cantante Almighty ha dado de que hablar últimamente en sus redes sociales debido a su constantes denuncias públicas contra el Nuevo Orden Mundial. Las canciones de Almighty como Mi Testimonio o Monigotes son claros ejemplos de su despertar espiritual.

Pero la lucha contra el NWO por parte de Almighty no solo es musical, ya que el artista ha hablado de este tema múltiples veces en redes sociales. Hace poco el artista de reggaeton habló de las relación de Bad Bunny con este nuevo orden mundial satánico. Sucedió durante un directo en el canal de Youtube de Molusco TV.

Ha acusado a Bad Bunny de pertenecer a una agenda ideológica satánica que busca implementar una nueva religión basada en la homosexualidad y la rebeldía. Dice que estas personas están abriendo el camino hacia el Anticristo y que pronto va a haber un gran rapto y que las personas que se queden en la tierra van a estar gobernadas por el diablo.

Bad Bunny apoya el NWO a través de su música

Bad Bunny durante estos últimos años, se ha mostrado más satánico que nunca, llegando incluso a impulsar enormemente la agenda ideológica del NWO. En el videoclip de Ella Perrea Sola se muestra claramente como Bad Bunny está encadenado en el centro de una gran sala rodeado de figuras demoníacas. Esto podría ser un mensaje claro de que Bad Bunny está metafóricamente “encadenado” a estas élites, ya sea a través de contratos o pactos millonarios con los que los artistas venden su alma.

Artistas como Almighty denuncian que este tipo de videoclips sirven para impulsar la agenda de una élite demoníaca. La transexualidad según la Biblia es un pecado, por lo que esta gran mafia de banqueros buscaría crear ídolos de masas que se muestren con sexualidad ambigua para confundir a los niños.

Existe la constancia directa de que estos empresarios de la música millonarios que financian a los artistas podrían ser parte de una élite de mafiosos a nivel mundial. La más clara fue una de las últimas llamadas de Michael Jackson antes de morir, en la que decía que algo más poderoso que el gobierno iba a matarle por haber denunciado activamente la corrupción de esta gran mafia.

Share:

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *